Internacional

VENEZUELA

Los trabajadores del Metro de Caracas llaman al paro y denuncian amenazas

Las redes sociales fueron el medio para convocar convocar a un paro este lunes, denunciando la deplorable situación laboral y de la infraestructura del transporte subterráneo.

Lunes 8 de enero | 12:20

La noche de ayer circularon variados mensajes e imágenes en las que trabajadores del metro llamaban a paro para este lunes 8 de enero, en protesta por las malas condiciones laborales, de seguridad social y en la infraestructura del metro. La empresa respondió en las redes catalogando el llamado como una “mentira mediática de la derecha”, mientras hacía correr entre los trabajadores la promesa de que estaba por cumplir con deudas pendientes, al mismo tiempo que la amenaza de presentar ante el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) a los trabajadores que acataran el llamado a paro.

En uno de los primeros comunicados señalaban como parte de las razones del llamado a paro “el deterioro y la inseguridad tanto de los equipos de seguridad e instalaciones como también los trenes y la vía férrea cosa que pone en riesgo a los usuarios y a los trabajadores”. Así como un “desmejoramiento de las condiciones salariales” y el seguro de HCM (Hospitalización, Cirugía y Matenidad), los uniformes, cierre de comedores, bonos decretados por el Ejecutivo nacional que no les han sido cancelados. Dicen que al menos 1.500 trabajadores han dejado la empresa y se han ido del país, mientras otros 1.700 tienen renuncias introducidas que la empresa se niega a procesar, por lo cual muchos han terminado yéndose sin siquiera recibir la liquidación. “Todo esto con la complicidad –dice el comunicado– de la directiva de la empresa y la directiva de Base 25 que son el moribundo sindicato que tenemos”.

Denuncian así la complicidad de la burocracia del sindicato con la empresa. Y es que la dictadura patronal en el Metro de Caracas es campante, con una mafia enquistada que se vale de amenazas de agresión y hasta de muerte a quienes la desafíen, no ya solo amenazas de despido; y en ese esquema patronal y mafioso está metida la burocracia sindical, además de los cuerpos represivos. De esta manera han anulado a las corrientes de trabajadores que levantaban una voz antipatronal.

El año pasado trataron de evitar que se presentara a las elecciones sindicales una lista distinta a la oficial, a la de la burocracia alineada con la empresa. Amenazaron con despedir y demás a los trabajadores y trabajadoras que se postularan o apoyaran a esa lista, chantajearon a los trabajadores de base con que los beneficios solo vendrían si ganaba la lista oficialista. En este contexto, sorteando más obstáculos y trampas, la plancha independiente de la directiva no solo logró presentarse sino obtener dos cargos en la directiva del sindicato. Sin embargo fueron ninguneados y amedrentados desde el principio, incluyendo amenazas anónimas a sus celulares, del tipo “vamos por ti”. En el último tramo del año pasado, tal como informamos por este medio, la mayoría de la directiva decidió pasar a tribunal disciplinario y expulsar del sindicato a Jairo Colmenares y Deillily Rodríguez, por haber participado en una protesta frente al Ministerio del Trabajo exigiendo el cumplimiento de derechos laborales.

Es en medio de esta situación que las redes sociales fueron en la noche del domingo el escenario para el llamado a paro el día de hoy. Ante la respuesta del gobierno acusando al llamado de ser una “mentira mediática de la derecha”, circuló a final de la noche un nuevo comunicado de los trabajadores, el cual reproducimos íntegramente:

“Los trabajadores del Metro de Caracas mantenemos nuestra lucha no política sino reinvindicativa de nuestros derechos a laborar en condiciones óptimas y de salubridad, y por ello le decimos a la colectividad que es falso que sea la derecha que esté haciendo el llamado a paro ni tampoco son trabajadores despedidos los que hayan llamado a paro, porque realmente somos los trabajadores activos los que estamos llamando a un paro en el Metro de Caracas cansado de los sindicalistas que se enriquecen con los beneficios no pagados a los trabajadores, es falso que la clase Trabajadora y la clase obrera esté unida al sindicato ya que repudiamos y rechazamos a toda la junta directiva del sindicato por la corrupción con que perjudican a nosotros los trabajadores, es falso que nos hayan pagado en su totalidad los aumentos presidenciales porque es el sindicato quien escoge de qué forma y en qué porcentaje se paga ese aumento por lo que no recibimos en su totalidad el aumento y a quien le queda la diferencia que no nos pagan? Y allí está el guiso, es mentira que se cumpla con la dotación de uniformes, y ahora que están asustados por el paro es que están diciendo que las próximas semanas se entregarán uniformes y que tienen otro treinta por ciento por recibir, es falso que se haya contratado por todo el año la póliza de Seguro Pirámide ya que solo se contrató por el mes de noviembre y por ello no aparecemos ni para hospitalización ni cirugías en dicho seguro ni pólizas básicas ni de exceso y solo tenemos un código para casos de emergencia, es falso que estén procesando renuncias ya que le dicen a los trabajadores que no se las van a recibir y por eso muchos compañeros se van sin que les hayan aceptado la renuncia, lo cual ha traído un gran déficit de personal, no somos apátridas, no somos golpistas, somos trabajadores y trabajadoras que reclamamos condiciones y ambiente de trabajo digno, que nos paguen los bonos hallaqueros de los meses de diciembre 2016 y 2017, que nos paguen lo que nos deben por diferencias de días feriados, bono nocturno, utilidades, vacaciones, que nos paguen la diferencia de los aumentos presidenciales que nos han pagado mal, que nos doten de material para trabajar en las casetas, que le hagan mantenimiento a los baños de las estaciones y del área de tráfico, que arreglen el aire acondicionado en las estaciones y trenes, que limpien las estaciones dotando a los operarios de limpieza de productos y materiales de limpieza, que cese la persecución laboral por reclamar nuestros derechos, que se haga un exterminio de ratas, cucarachas y pulgas en estaciones, ándenes y transferencia, que se nos dote de uniformes y zapatos, que se nos dé un salario digno, y es por eso que nos mantenemos en pie de lucha, no tenemos miedo, Trabajadores y usuarios unidos por nuestro Metro de Caracas”.

En diálogo con La Izquierda Diario trabajadores del metro evaluaron que, en medio de la persecución laboral y las amenazas de prisión con el SEBIN, y la debilidad organizativa que hay, es poco probable que se haga efectivo el paro convocado. Sin embargo, dijeron, hay algunas líneas en las que hay ánimo de llevarlo adelante aún en estas difíciles circunstancias. El transcurso de la mañana y del día dirán cómo se desarrolla este intento de un sector de la clase trabajadora de ponerse en pie de lucha aún contra su propia organización sindical, controlada férreamente por una burocracia sostenida por el gobierno, tal como en el pasado eran las burocracias sindicales ligadas al partido Acción Democrática, sostenidas por los gobiernos del Pacto de Punto Fijo.








Temas relacionados

Metro de Caracas   /    Venezuela   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO